atrás a programa
 
IV Congreso Nacional de Medicina del Mar, Gijón, 1999

Sesión de comunicaciones:


POBLACIÓN EMBARCADA EN UN BUQUE DE PASAJE CONVENCIONAL QUE PRECISA ATENCIÓN MÉDICA

Dra. Nerea Foncea Beti, Dr Juan Pablo Barceló Galindez, Dr Ignacio García-Alonso Montoya, Dr Alberto Sánchez Sobrino.

Servicio Médico Pride of Bilbao P&O European Ferries. Universidad del Pais Vasco.

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS

La medicina marítima ha seguido una evolución singular a lo largo de los años. La mar al ser un medio no estático ofrece una serie de peligros y riesgos que con el tiempo ha habido que solucionar. Hoy en día el médico en buques de pasaje, que comprenden cruceros y ferries, es conocido como "Oficial Médico". Los Servicios Médicos tienen como fines la prevención de enfermedades, la higiene y el asesoramiento, diagnóstico y tratamiento de toda condición médica de las personas de a bordo. En esta comunicación queremos presentar un análisis de la población estudiada en cuanto a la incidencia de consultas médicas, y la distribución de los pacientes y pasaje en función de edad, sexo, país, ruta, fecha y hora de consulta.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se ha realizado un estudio descriptivo retrospectivo. Se analiza el pasaje embarcado en el ferry "Pride of Bilbao", el cual realiza la ruta Bilbao-Porstmouth (Reino Unido)-Cheburgo (Francia), a lo largo de tres años (1995-1997). Se trata de un buque inglés con una capacidad de 2.500 pasajeros y cuyo Servicio Médico está compuesto por un médico y un A.T.S. Se han obtenido datos globales de 3.175 historias clínicas realizadas en el Servicio de a bordo durante un periodo de tres años. Con el fin de disponer de datos manejables, se ha diseñado un sistema de registro de datos susceptible de ser introducido en un sistema informático para su posterior estudio. Se ha utilizado el sistema de Microsoft Access versión Windows 97. La ficha informática contempla bajo el epígrafe de "datos personales" la filiación del paciente.

RESULTADOS

Sobre un total de 1.754.050 pasajeros transportados, durante los tres años que abarca este estudio se han atendido 3.175 consultas, lo que supone una incidencia del 1,81‰. Sin embargo es interesante comprobar como, a medida que se incrementa el número de pasajeros transportados (de 543.250 en el año 1.995 a 630.612 en 1997), se incrementa paralelamente la incidencia de consultas. Así, desde el 1,6‰ en 1.995, pasamos sucesivamente al 1,83‰ en 1.996 y al 1,97‰ en 1.997. Por edades el mayor porcentaje de consultas médicas se da entre 46-55 años. Otro aspecto que destaca es el hecho de que nuestra población anciana no llega al 4%. Entre los pasajeros atendidos en el Centro Médico se observa un porcentaje de mujeres superior al de una población normal (51%) siendo a su vez en su mayoría Británicos. En cuanto a la distribución de nuestros pacientes según rutas, se observa que la ruta Portsmouth-Bilbao casi duplica el número de asistencias que su inversa Bilbao-Portsmouth. La proporción de pasajeros entre las líneas del Golfo y las del Canal no alcanza el 4/1, mientras que la incidencia se multiplica por 10. El siguiente aspecto a considerar en este análisis descriptivo de nuestra población, es el momento en que se realizan las consultas. Apreciamos cómo la diferencia de tarifas entre el horario oficial, el extendido y el nocturno canalizan las consultas de manera conveniente. En la distribución global por meses apreciamos las máximas incidencias en los meses de febrero, agosto, octubre y noviembre. Recogiendo los datos de atenciones expresados en tanto por mil sobre el pasaje, destaca que la menor incidencia ocurre entre Abril y Septiembre, mientras que existe un máximo indiscutible en Febrero que con un 4,8‰ duplica la incidencia de cualquier otro mes, exceptuando enero (2,56‰).

DISCUSIÓN

El "Pride of Bilbao", siguiendo el Instrumento Estatutario 1986/1066, se encuadra dentro de la categoría II, que incluye los buques que realizan viajes internacionales cortos. Se entiende como tales aquellos viajes internacionales en los que el curso del buque no sea mayor de 200 millas a puerto o a un lugar en el cual pasajeros o tripulación puedan estar a salvo, y aquellos en los que la distancia entre el último puerto en el país en el que el viaje comienza y el puerto final de destino, no exceda las 600 millas náuticas. Así nuestro buque realiza en su trayecto más largo una distancia de aproximadamente 550 millas y el máximo de horas que regularmente se encuentra entre puerto y puerto es de 35 horas.

Basándonos en los datos obtenidos podemos afirmar que el personal médico establecido en nuestro Servicio es suficiente. Si tenemos en cuenta que el número de personas a bordo no suele superar las 2.000, vemos que nuestra propuesta va acorde con la media del número de pacientes por médico que poseen la mayoría de los países europeos en su sistema nacional de salud. En caso de urgencias vitales, la tripulación al estar plenamente informada sobre nuestro sistema de actuación, nos ha ayudado en labores tales como el transporte de equipo médico a la escena y comunicación de información al capitán o personal que lo ha requerido.

La distribución por edades remeda en buena medida la pirámide de la población del Reino Unido. La única diferencia sensible se aprecia en la menor incidencia en las edades comprendidas entre 0-15 años lo que se corresponde con las recomendaciones de la Compañía: evitar el viaje a niños de corta edad. En este dato puede verse el screening médico previo al embarque.

Más interés tiene la observación de consultas médicas en las líneas que cruzan el Canal. Una primera razón podría ser una menor duración de los viajes, sin embargo, el regreso desde Francia reduce casi a una tercera parte de la duración del trayecto de ida, sin que afecte la incidencia de consultas. Parecería que existe un umbral de tiempo a partir del cual el Servicio Médico comienza a recibir consultas en número importante.

No es fácil calcular el porcentaje exacto de enfermos atendidos dentro del horario normal, por cuanto este varía según los días de la semana, por razón de los horarios de atraque. Lo que sí está claro es que la asistencia nocturna se reduce en gran medida. Este efecto pudiera justificar también en parte el escaso número de consultas observado en la ruta Portsmouth-Cheburgo, que transcurre en gran parte de noche.

Por último, en la distribución global por meses, llama la atención el escaso número de consultas realizadas en enero. Es debido a que el buque entra en dique seco para mantenimiento. Los picos que se observan en febrero, agosto, octubre y noviembre no parecen tener relación con el volumen de pasajeros. De hecho no existe una buena correlación entre el número de pasajeros y de pacientes. El gran numero de pasajeros que se aprecia en los meses de verano no coincide con un incremento paralelo del número de personas atendidas en el centro médico.

CONCLUSIONES

Los medios humanos del Servicio Medico a bordo del "Pride of Bilbao" son necesarios y suficientes, en contra de la normativa Británica vigente que establece no ser requerida la contratación de un médico cualificado para este tipo de buque.

El volumen de consultas médicas que se genera en un buque de estas características es una cifra de origen complejo, en la que influyen numerosos factores. Así, el mayor volumen de pasajeros de julio-agosto se corresponde también con un pasaje más joven y con mejores condiciones climatológicas (vientos, corrientes, movimiento de la mar, etc.).

BIBLIOGRAFÍA

1. Mayner P. Doctor at sea. Aust Fam Physician 1986 Sep; 15(9): 1215-6.

2. Hallam L. Primary medical care outside normal working hours: review of published work. BMJ 1994 22; 308 (6923): 249-253.

3. Danczak EM. Planing for medical provision on board ship. Occup Med Oxf 1995 Feb; 45(1): 55.

4. Draer WC. Cruise ship medicine. Ann Emerg Med 1995 Dec; 26(6): 761-2.

5. Marcus LC. The inspection of international cruise ships. JAMA 1986 Oct 10; 256(14): 1895.

6. Jimenez D, Casanovas X, Maiques A, et al. Utilización de los servicios de urgencias hospitalarios por la población de un centro de Atención Primaria. Aten Primaria 1988; 5: 314-317.

7. Sala Barbany J, Riba Lloret M D y Manresa Presas F. Estudio comparado de la actividad asistencial ambulatoria: la visita y el episodio de atención. Aten Primaria 1996; 2: 38-44.

8. Martín Zurro A, Cano Pérez JF. Atención primaria. Conceptos, organización y práctica clínica. Madrid 1995; 11.

9. Vilardell Ramoneda L. ¿Por qué ingresan los pacientes de forma urgente en un hospital? Med Clin (Barc) 1994; 103: 452-453.


[Ir al programa del IV Congreso] [Página anterior] [Volver a actas] [Arriba]