atrás a programa
 
IV Congreso Nacional de Medicina del Mar, Gijón, 1999

Sesión de comunicaciones en forma de poster:


ESTUDIO DE LA INCIDENCIA DE LAS DIFERENTES PATOLOGÍAS ATENDIDAS EN UNA EMBARCACIÓN DE PASAJE CONVENCIONAL

Dra. Nerea Foncea Beti, Dr. Juan Pablo Barceló Galíndez, Dr. Ignacio García-Alonso Montoya, Dr. Alberto Sánchez Sobrino.

Servicio Médico Pride of Bilbao, P&O European Ferries. Universidad del País Vasco.

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS

Hemos analizado las consultas y urgencias médicas vitales acontecidas durante los años 1995-1997 a bordo del Ferry Pride of Bilbao. Dicho buque realiza la ruta Bilbao-Portsmouth (Reino Unido) y Portsmouth-Cheburgo (Francia). Así queremos en esta comunicación acotar y clasificar las diferentes causas médicas atendidas a bordo con el fin de estudiar la incidencia de las diversas patologías diagnosticadas en el Servicio médico.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se han obtenido datos globales de 3.175 historias clínicas realizadas en el Servicio de a bordo durante un periodo de tres años. Han quedado excluídos del estudio por imposibilidad de recabar datos los pasajeros con patología no urgente que, debido al hecho de que las consultas se pagan, han decidido prescindir de la consulta médica y los pacientes que han decidido automedicarse comprando en la farmacia de a bordo medicación para la cual no se necesita receta. Con el fin de disponer de datos manejables, se ha diseñado un sistema de registro de datos susceptible de ser introducido en un sistema informático para su posterior estudio. Se presentan los resultados agrupados por patologías tal y como vienen reflejados en los códigos CIE-9, desglosando con detalle los grupos más frecuentes.

RESULTADOS

Urgencias vitales

Infarto agudo de miocardio 11
Otras cardiopatías isquémicas agudas 13
Arritmias cardiacas 8
Insuficiencia cardiaca 1
Hemorragia cerebral 1
Muerte súbita 1

Fallecimientos 8

Código CIE-9 Descripción Casos % Incidencia
  Olvido de medicación 75 2,36 42,8
- Sin diagnosticar 88 2,77 50,2
- Otros no especificados 51 1,61 29,1
009 Infecciones intestinales mal definidas 113 3,56 64,4
1 al 139 Otras infecciones y enf. parasitarias 39 1,23 22,2
140 al 239 Tumores 2 0,06 1,1
240 al 279 Endocrino, nutrición y metabolismo 14 0,44 8,0
290 al 319 Trastornos mentales 64 2,02 36,5
320 al 359 Sistema nervioso 31 0,98 17,7
360 al 379 Trastornos oculares 70 2,20 39,9
380 al 389 Trastornos del oído 114 3,59 65,0
390 al 429 Patología cardiaca 34 1,07 19,4
430 al 459 Aparato circulatorio 20 0,63 11,4
461 al 479 Vías aéreas superiores 145 4,57 82,7
487 Gripe 46 1,45 26,2
480 al 519 Vías aéreas inferiores 100 3,15 57,0
520 al 529 Patología ondotoestomatológica 54 1,70 30,8
530 al 579 Aparato digestivo 45 1,42 25,7
580 al 599 Patología urológica 41 1,29 23,4
600 al 679 Patología gineco-obstétrica 8 0,25 4,6
680 al 709 Piel y tejido celular subcutáneo 77 2,43 43,9
710 al 739 Sistema osteo-mio-articular 54 1,70 30,8
780 al 799 Signos, síntomas y enf. mal definidas 92 2,90 52,5
800 al 869 Fracturas y traumatismos articulares 110 3,46 62,7
870 al 899 Heridas 271 8,54 154,5
900 al 993 Contusiones, traumatismos por agentes físicos 170 5,35 96,9
994 Mareo en barcos 1247 39,28 710,9


DISCUSIÓN

Uno de los resultados más interesantes de este apartado lo constituyen los casos en los que no se consiguió llegar a un diagnóstico cierto. Si bien la imposibilidad de realizar un diagnóstico no es sinónimo de fracaso del acto médico (cuya finalidad es curar o aliviar los síntomas), sí es un buen indicador de la calidad y/o capacidad del servicio. En el caso que nos ocupa una tasa de enfermos sin diagnóstico del 2.8%

parece que se encuentra dentro de los límites de lo aceptable. Si hacemos dos sencillos cálculos de lo que ésto supone en términos absolutos es algo menos de 30 casos al año, 1 caso cada 12 días o 1 caso cada 4 rutas del Golfo y 2 del canal.

Estudiando con detalle el desglose de diagnóstico por código, destacan 4 grupos por su volumen o por su trascendencia. En primer lugar se sitúa el síndrome de náusea marina, seguido por los traumatismos. Estos últimos suponen, considerados en su conjunto, 551 casos (0.3‰ pasajeros) es decir, 1 cada 2 días. Este volumen de traumatismos atendidos no supone en sí mismo una carga relevante para un Servicio Médico.

El tercer grupo de enfermos que destacamos es el que podríamos encuadrar bajo el título de infecciones. Por ser una comunidad muy cerrada todo lo referente a éstas debe estar convenientemente vigilado.

En el caso de una urgencia hay que tener en cuenta que las distancias a cualquier lugar del buque son reducidas, lo que permite una rápida atención, que comienza en el lugar donde se encuentra el paciente, sin necesidad de ser trasladado previamente. Ello implica un concepto de calidad de asistencia, la rapidez, recibiendo el paciente la atención médica instantes después de que se produzca el episodio. El equipo médico tiene una disponibilidad de 24 horas diarias lo que supone una homogeneidad y una cobertura continuada en la actuación del personal sanitario.

CONCLUSIONES

La patología más frecuente que hemos visto ha sido, en primer lugar, la náusea marina, seguida de heridas y traumatismos, situándose en tercer lugar las infecciones.

El establecimiento de un centro médico de las dimensiones descritas resulta óptimo para el tipo y cantidad de patología atendida, por cuanto que disminuye el número de evacuaciones, avanza los resultados diagnósticos, adelanta la curación, mejora el confort de los pasajeros y promueve la realización del curso habitual del buque.

Por otra parte hemos de hacer incapié en el elevado número de casos en los cuales se ha realizado una atención médica, debido a que el paciente ha olvidado su medicación habitual. En general se ha tratado de pacientes con problemas crónicos, que de no haber recibido a bordo su medicación, probablemente se hubieran desestabilizado y hubieran tenido que ser tratados por problemas graves.


[Ir al programa del IV Congreso] [Página anterior] [Volver a actas] [Arriba]